• Columna 7

PALABRA DE MAESTRO: LAS CENIZAS DEL PODER

“Cuando el monopolio del poder se derrite, las trizas del ego persisten en clonarse”.


Por : Fare Suárez Sarmiento.

La elaboración de las tipologías para la distinción entre las visiones de mundo de las clases sociales, realizada por Lucien Goldmann (1968) nos ubica en la configuración del sujeto en relación con los grupos que representa o de los cuales hace parte. En el caso de la visión de mundo trágica, “que tiene por exigencia la realización de valores irrealizables, la grandeza de las aspiraciones del hombre y la limitación de sus posibilidades de realizarlas “deriva en lo que el mismo Goldmann ha dado en llamar “héroe problemático”. En breves intentos de parodia, diremos que el héroe problemático surge cuando los valores sobre los que sustentaba su poder cambian radicalmente y ya no forma parte de la agenda de cambios. Su relegación se asemeja a un despojo arrasador de su fuerza material que afecta su estado emocional hasta el extremo de egolatrizar con fuerte sentido de posesión, todo aquello que tuvo lugar durante su ejercicio.

Este héroe problemático cree tanto en los aciertos de la administración del poder que descalifica las intervenciones creativas de las fuerzas antagónicas, a pesar de su comprobada validez. Es lógica su actuación, al corrobarse que las iniciativas de los contrarios tienen sus fuentes en la investigación y el saber; en tanto que el héroe, no cuenta con el tiempo necesario para detenerse a pensar que en la creación de la frase sobre el saber, Sócrates se inspiró en él. Gracias a la miniatura del conocimiento, el océano del poder se desborda y no sabe cómo impedir que su posición dominante, arrogancia y prepotencia se ahoguen.

De acuerdo con Foucault (1991) El sujeto y el poder “el poder es un modo de acción sobre las acciones de los otros” sin embargo, cuando lo realizado por la otredad posee significado incontrovertible y auténtico, siempre se buscará la estrategia para derrotarla. Ese es uno de los problemas del poder en manos de quien está distante del saber. Quien ejerce el poder por pura ostentación corre el riesgo de que el contenido y significado de la fuerza contraria sean tan avasallantes que alcancen a tomar el control y manipular el poder.

El otro problema que surge del poder sin la tenencia del saber hace alusión al irrespeto y violación de las normas instituidas y la comisión de delitos cuyos efectos se pretenden disimular o desviar debido al uso del poder. El acoso sexual, el irrespeto, la vulgaridad, la prepotencia como efecto de la ignorancia contra subalternos o las féminas es un lugar común que se compra con el miedo infundido. Aunque, una mujer afectada por ese delito, puede hacer valer su saber e intimidar a su jefe. Esa decisión puede otorgarle un poco de poder a la mujer hasta el punto de violar las líneas contractuales dado el poder oculto en su silencio.

Cuando el yoismo aflora pervierte cualquier manifestación altruista. El egoísmo refuerza la miseria del espíritu y procura mantener las distancias para obstaculizar cualquier iniciativa del otro que pueda conducir hacia el reconocimiento o la prosperidad. El sujeto imbuido en el poder, pero detestado por la ausencia de saber, cubre su ignorancia con las consejas y discursos de los otros, lo cual asume y hurta sin vergüenza ni pudor. Sin embargo, de acuerdo con William Ospina, (2014) a veces no es la ignorancia sino el conocimiento lo que nos hace tan peligrosos. Si se presenta la distribución de los beneficios del poder, nadie ajeno a su árbol genealógico puede treparse sin causar la ira y el rechazo del poderoso.

Ortega Olmedo (2005) nos enseña que así como el poder produce relaciones de poder, también produce relaciones de resistencia. “La resistencia para luchar contra el poder, tiene que ser como él, tan inventiva, tan móvil, tan productiva, tan estratégica... (pág. 104), que alcance para demoler con sobradas razones las prácticas abusivas de la posición dominante y lograr el anhelado restablecimiento del vigor democrático. La reacción que deviene de la acción traducida en abuso, irrespeto, corrupción, infamia, acoso, ofensa, dispara en los ofendidos una argumentada resistencia que halla cuerpos solidarios capaces de enfrentar y doblegar la tiranía.

74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo