• Columna 7

HEY UNIVERSITARIO, DETENTE Y LEE!

Por: Cristian Morelli

Ahora que has llegado hasta este lugar, te extiendo un cordial saludo, cómo bien es sabido estudiar una carrera universitaria es un arduo camino que muchos con sacrificio hemos emprendido, el trasegar académico no es fácil, quien lo diga mentiría. Preguntémonos: ¿Cuántas veces hemos pensado en el idílico deseo de apresurar el tiempo para llegar a nuestra ceremonia de grado? ¿Cuántas veces ha estado la desesperante angustia ante un profesor “cuchilla”? ¿Cuántas veces hemos dejado una clase abandonada por otras actividades entretenidas?. La vida del universitario está llena de altos y bajos, algunos días la motivación abunda y otras escasea hasta el punto de sentirnos ansiosos y deprimidos, nos preguntamos seguidamente si tanto esfuerzo valdrá la pena ante la latente carencia de oportunidades producto de la crisis económica que nos azota.


Debemos comprender que nosotros los estudiantes no somos perfectos; como no lo es ningún ser humano. Se vale equivocarnos, cuando lo hacemos no debemos castigarnos por ello, como dice una canción: es ley de la vida ganar y perder. Lo que si no debemos perder es el deseo de superación, de aprendizaje constante y amor por nuestra profesión. Nosotros somos profesionales en sala de espera, el mundo está esperándonos afuera y solo el grupo de los más preparados y astutos tendrán un cupo en el avión del éxito, tenlo en cuenta.


Necesitamos convencer a la sociedad que la educación es un camino mucho más grato que la delincuencia que abandera el camino fácil, debemos demostrarle a los incorregibles corruptores de nuestra juventud que el mundo de las letras es mucho más interesante y divertido que el mundo de las armas, por qué no nos engañemos siempre serán preferibles los momentos malos en el buen andar que la ‘satisfacción plena’ del dinero mal habido, la conciencia limpia y la tranquilidad son los tesoros más grandes que él ser humano puede hallar.


Por otro lado, es cierto que la vida está llena de diversidad. Para algunos estudiantes, especialmente los de pueblos pequeños, ir a una institución de educación superior, como una universidad, puede brindarles la primera oportunidad que han tenido de conocer gente de otra cultura. Aprender sobre otras personas es una parte valiosa de la experiencia universitaria. Las universidades siguen siendo relevantes en el siglo XXI. Expertos, investigación de clase mundial y conocer gente nueva de diversos orígenes son algunos de los aspectos importantes de asistir a una universidad. El aprendizaje es un esfuerzo de toda la vida, y una de las mejores formas de seguir aprendiendo es asistiendo a estas instituciones de aprendizaje de alto nivel.


Así que tú, universitario o futuro estudiante de educación superior, técnico o tecnológico si ya te has trazado una meta no la abandones, sigue adelante, ánimo este mensaje es para ti, tú puedes! Reenvía este mensaje motivador a quien creas conveniente, le puede caer como anillo al dedo. Feliz domingo, éxitos y bendiciones para todos.

96 vistas0 comentarios

© 2020 Desarrollo web by WAKAR MEDIA & BUREAU

Dirección General: Rafael Porto C.