top of page
  • Foto del escritorColumna 7

UNA FUERZA DÉBIL

Por: Ariel Quiroga Vides. Abogado.


“Juan Guaidó se proclama candidato a la alcaldía de Santa Marta”


No todo se define con el poder económico de una chequera aparentemente infinita, tener una Alcaldía, Gobernación y una que otra entidad descentralizada y los recursos que de ella se extraen, no alcanzó para alterar una decisión en derecho en cabeza del Consejo Nacional Electoral.


Se logró lo que parecía imposible, asestar durísimos golpes a la estructura de un partido degradado pero poderoso, pues hasta el momento en nuestro territorio se quedaron sin dos candidatos fuertes al Concejo Distrital, y sin la candidata a alcaldía de Santa Marta, y bueno, en espera de que también bajen (jurídicamente) al cabeza de lista, de la lista a la asamblea departamental.


En esto hay que ser sinceros, fue el Dr. Miguel (El mono) Martínez quien colocó la piedra más importante de estos triunfos a la democracia, esto es, haber radicado las distintas solicitudes de revocatorias de inscripción a los candidatos de Fuerza Ciudadana en fechas tempranas, y, en definitiva, en hacer un esfuerzo por permanecer en Bogotá defendiendo los intereses de la ciudadanía hasta último momento. Ese colega, quien ha recibido críticas y burlas denigrantes de su humanidad por parte de los periodistas pagados por Fuerza Ciudadana, fue en paradojas de la vida, el que les ha dado el golpe más serio en su existencia, de esto, si hay que reírse y con denotada sevicia.


De haber tumbado la candidatura de Carmen Patricia Caicedo, quien tenía como objetivo de su hermano, dar largas a una dinastía más financiera que política, o político-financiera, hay muchos que se alegran, sí, pero la principal alegría está en el pueblo samario de a pie, en ese que, por popular, no se siente necesariamente representado por las diatribas de Fuerza Ciudadana, sino que por vivir en carne propia el fracaso de una política de más discursos que resultados, está hastiado y decepcionado.


Se equivoca nuestro mini napoleón, al señalar como artífices a la oligarquía samaria y del Magdalena de estos golpes, no señor, esa oligarquía de la que él habla, claro que se alegra, pero debo decir que en poco contribuyeron a esto, pues esto nació de la espontaneidad jurídica del Mono Martínez, del impulso que ciudadanos del común como el suscrito incentivamos en los medios de comunicación, de periodistas que no están en la nómina del partido naranja y de lideresas como Jenifer del Toro (aunque tenga mis diferencias de praxis con ella) que con su reconocida difusión fortalecieron aún más el mensaje de indignación contra una colectividad que abusa de los más débiles, por el poder de un contrato de prestación de servicios.


La tal oligarquía de la que habla el señor Caicedo, a esa a la que él, pretende darle el triunfo de forma inmerecida, también debe aprender que los tiempos de la política del solo billete se acabaron, que ahora pueden tener mucho poder económico y apellido, pero si en el cerebro, solo hay ruido y silogismos huecos, están destinados a ser desplazado por el mejor régimen político creado por el hombre, la democracia y el mérito. Esto que acaba de suceder, es la señal de que deben reformarse sus estructuras y reconciliarse con un pueblo que ha sido arrancado de los engaños de Fuerza Ciudadana, no nos defrauden más, y recuerden que, de las clases altas, salió el libertador y de las más humildes Benito Juárez, el Cura Hidalgo y José María Carbonell.


En Santa Marta y el Magdalena debemos aceptar que la oposición es variopinta como variopinto son sus intereses, pero es el momento de unificar estrategias para defender el orden jurídico que hasta ahora se ha alcanzado, pues estoy seguro que mientras los contratistas de Fuerza Ciudadana le hacen una campaña absurda al voto en blanco, su horda de abogados magdalenenses (debo aceptar que conozco a algunos que son brillantes) prepararan una andanada de tutelas con diferentes dolientes para ver si logran una medida provisional, y quien sabe, hasta un fallo revocando la decisión del CNE en tiempo récord, o incluso, solicitando medidas cautelares ante la CIDH, todo, mientras los maletines van y vienen.


Lo que, si es cierto, es que así Fuerza Ciudadana sea hoy un partido degradado ética y políticamente, fue esa colectividad la que introdujo en el ideario electoral samario el voto de opinión, voto que precisamente hoy han perdido, sin embargo, ese voto de opinión sigue ahí, y parece que ya tiene un dueño, y es aquel que no representa las estructuras políticas de los “de antes” y los “de ahora”, sino a los samarios que desean resultados y reconciliación de clases.


En todo caso, mi querido Ricardo Jorge (comercial mundialista de Davivienda), el mensaje es claro, si las fuerzas políticas contrarias a la naranja descompuesta se duermen, nos imponen a Paca o al que diga Caicedo con una tutela, por eso es importante prepararnos para hacer la defensa jurídica pertinente.


Noticia de última Hora: Juan Guaidó es el nuevo candidato de Fuerza Ciudadana para la alcaldía de Santa Marta.

126 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page