• Columna 7

TRES PENSAMIENTOS

Por: Odilón Adán Robles. Escritor mexicano.Autor de los libros: “Libérate de ti mismo” y de “Si caminas te sigo”.


Pensamiento 1


La fuente de creación, está justo donde nos encontramos en este preciso instante; es algo muy complejo de explicar: algunos afirman que son cuarenta y nueve regiones de la mente subconsciente.También hay siete niveles o dimensiones de consciencia... y un sin fin de metáforas y símbolos, que nos mantienen girando, sin darnos cuenta que si nos detenemos entonces lograremos dar el salto cuántico, a ese mundo desconocido.


Para lograrlo no necesitamos hacer maroma y teatro, (por decirlo así) más bien lo que necesitamos es liberarnos de los prejuicios y la idea que tenemos de nosotros mismos, a pesar de que se nos ha hablado por diferentes formas: parece ser que lograr la unidad es cuestión de disponibilidad, porque todo está en nosotros, nada está perdido, seguimos siendo divinos, sagrados y maravillosos por naturaleza.


Pensamiento 2


Vive danzando, cantando y toma todo como si fuera un juego: porque si te tomas las cosas de forma personal; terminarás por arrinconar a todo mundo.


La gente que sonríe y la que no sonríe simplemente están viviendo, no son malas ni buenas personas: la gente que odia y la gente que ama; simplemente lo hacen porque así se permiten ser: si corres detrás de la persona que ama y huyes de la persona que odia, pronto caerás en una trampa “mental”. Lo más sabio es, que no optes por ninguna de los dos tipos de personas, simplemente abraza a las dos.


No digas nada: solo se y deja ser, lograr un nivel de conciencia así; es estar en sintonía con tu estado natural: te mando un abrazo tú que lees este texto que escribí, quien quiera que creas ser, para mi tú eres un ser que está viviendo y por el hecho de amar la vida igual te amo a ti, lo que haces o dejas de hacer es cosa tuya, lo que dices o dejas de decir es cosa tuya, para mi eres un ser y celebro la vida contigo.


Pensamiento 3


A mi universo


Por instantes mi vida se torna aburrida y a veces quisiera estar haciendo algo, tan apasionado donde la adrenalina haga cimbrar mi cuerpo, luego recuerdo que a veces en las cosas simples también hay emociones de las cuales disfrutar.

Escucho filosofar a los que están en proceso para despertar y sutilmente me doy cuenta que este juego de trascender, tiene muchas trampas de las cuales solo los hábiles y suficientemente despiertos pueden ganar.


Me considero de espíritu libre atrapado entre la moral, la superstición y mis conflictos psicológicos: mis interminables fantasías quieren salir a flote, pero algo en mi mente me dice que estoy en el lugar equivocado, o tal vez solo sea una trampa de mi “mente”.


Tal vez soy un Ángel caído o un demonio dormido. Tal vez mis anhelos sean demasiado perversos o demasiados naturales, tanto que hasta los antinaturales les asusta.

39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo