• Columna 7

MI PROPUESTA AL CONGRESO: ¡A LOS JÓVENES SE LES RESPETA!

Por: Rafael Porto C.


Ser joven en Colombia es un acto de fe. Sobretodo cuando hay jóvenes que ni estudian ni trabajan, como los reconocidos y marginados Nini, pobres muchachos, han perdido hasta la esperanza, pero no es a ese grupo de jóvenes a los que me voy referir en esta columna, sino a aquellos que tienen el privilegio de estudiar.


Atención a esta corta historia. Me gradúe como Comunicador Social y Periodista a la edad de 23 años y “después de viejo” se me dio por estudiar derecho, por tanto, inicié mis estudios jurídicos a los 37 años y el pasado 17 de diciembre a los 43 años recibí mi título de abogado, como hice un trabajo de investigación fui el primero en graduarse de mi promoción. Lo anterior, para decir que la gran mayoría de mis compañeros, –todos jóvenes– están realizando su judicatura ad honorem, adicionalmente en conversaciones con otros estudiantes de derecho, llegamos a la conclusión que realizar la judicatura y trabajar 9 meses sin recibir salario alguno, bien sea en un juzgado, tribunal o en alguna de las altas cortes es ¡EXPLOTACIÓN LABORAL!


Hay que reconocer que los muchachos aprenden de asuntos jurídicos, pero también, –según me cuentan– se vuelven “mandaderos” del juez, por ejemplo, el juez le dice al judicante; “vaya a la tienda y busque una gaseosa”, “vaya al centro comercial y búsqueme una camisa”, “lléveme el carro al taller”, etc.


Conozco jóvenes que no tienen ni para el bus. ¡Por favor, a los jóvenes se les respeta!, por esa razón, desde el Congreso de la República trabajaré y presentaré un proyecto de ley para el reconocimiento del pago de un (1) smmlv a los jóvenes que realicen sus prácticas laborales en las entidades del Estado, aplicará para todos los programas que exijan este requisito de grado, pues considero que el trabajo debe valorarse, no más trabajo regalado, ¡a los jóvenes se les respeta!


El primer punto que quiero destacar del pago un (1) smmlv a los jóvenes es la motivación, una persona que está ganando dinero por lo que está haciendo trabaja más motivado y con entusiasmo. En segundo lugar es que el mejoramiento de las condiciones de trabajo hace al empleado más laborioso. Y por último, los jóvenes empiezan a manejar su propio dinero y a ser más responsables con el manejo de los recursos económicos.


Finalmente, según el Ministerio de educación en el año 2020 en el nivel universitario en Colombia habían 1.529.788 estudiantes matriculados y 225.515 graduados. ¿Cuántos jóvenes se beneficiarían con nuestra propuesta? ¿Acaso los jóvenes no tienen derecho de beneficiarse económicamente así sea con un (1) smmlv?, ¡yo creo que sí!, y ¿usted amigo lector que opina?

100 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo