• Columna 7

¡MALDITO NARCOTRAFICANTE!

Enceguecidos por su ambición,

narcotraficantes malditos,

llevan la sangre de la pudrición,

Que acaban con nuestros hijos.

Primero fue una hoja silvestre,

que en otrora se hizo famosa,

acabó con principios y el presente

Sumergiendo en Sangre a Colombia.

Pero fue la más vil serpiente,

que ha asesinado a quien se le acerca,

por más que el hombre lo intente,

al probarla su alma queda ciega.

Cual barco a la deriva,

sin rumbo y lleno de agua,

termina consumiendo la vida,

como presa en la brasa.

Narcotraficantes cómo pueden explicarlo,

envenenar al vecino y hermano,

que camina al igual que tú en el barrio,

pero que muere totalmente humillado.

¿Por qué te dedicas a ese trabajo?

tus sueños, ¿por qué son solo dinero?,

volviendo a los tuyos esclavos,

y dejando al hombre acabado.

Maldito narcotraficante sin conciencia,

deja ya ese oficio malvado,

que acaba con muchas promesas,

y multiplica el dinero deshonrando.

Pon fin a esa malsana actividad,

es la plaga que nos ha llegado,

que ha arrodillado a la humanidad,

y que no hemos podido derrotarlo.

Anónimo.

© 2020 Desarrollo web by WAKAR MEDIA & BUREAU

Dirección General: Rafael Porto C.