top of page
  • Columna 7

LOS CINCO VICIOS DE CARLOS CAICEDO

Por: Ariel Quiroga Vides. Abogado.


En varias columnas he insistido en la necesidad de explotar las actuales circunstancias que vive Santa Marta, y es que, al fin, después de casi doce años, esta ciudad dejó de escuchar sin análisis las arengas del partido (ahora sí) de gobierno, que nos inundaban los órganos de los sentidos con cuanta publicidad era posible. Si no eran innumerables vallas a lo largo del Distrito, lo era con cuñas radiales, videos de Whatsapp y la exigencia y explotación humillante a los contratistas de publicar en sus redes sociales hasta las flatulencias del líder supremo.


Bueno, hoy puedo decir que ese embobamiento colectivo terminó, y no soy el único que lo piensa, pues a esa conclusión han llegado analistas y opinadores de la realidad social y política de la región, la propia ciudadanía, y hasta los miembros de fuerza ciudadana, que hoy empiezan a reconocer que el cariño de la gente no es el mismo, y que los errores y engaños, podrían ser cobrados en las urnas este mismo año.


A pesar de que el Consejo Nacional Electoral otorgó la personería jurídica al partido de Carlos Caicedo, lo que hay que reconocer, le da cierta fuercita a esa colectividad. También hay que ser claros que una realidad jurídica no puede transformar la realidad social y verdadera, y es que como me dijo un amigo aliado de Fuerza Ciudadana, “clara-mente van de capa caída”.


Aquí traté de hacer un resumen de los cinco vicios que no podemos dejarles pasar a Fuerza Ciudadana en las próximas elecciones.


1. Lo nuevo ya es lo viejo y corrupto. Hace casi doce años, Carlos Caicedo representó novedad, juventud, cambio y sobre todo esperanza, y es lo normal en un hombre que se enfrentó discursivamente (no muy de fondo) al establecimiento, pues de frente nos introdujo en la cabeza de que había un grupo de personas despreciables, a las que llamó “los de antes” y culpó de todos los problemas de la ciudad a ese colectivo vario pinto. Sin embargo, todo lo nuevo se convierte en lo normal, y después pasa a ser lo viejo, lo estancado.


Ese cuentico repetido y repetido por años a muchos nos convenció, pero las palabras quedan vacías cuando no están acompañadas de resultados, y como lo he dicho en varias tribunas, lo poco que se ve, queda minimizado cuando recordamos que han sido doce años de cambios superficiales y en nada sustanciales. En definitiva, Fuerza Ciudadana tuvo su auge, su estabilidad y ahora está en declive, y con nada de esperanzas de mejorar.


2. El desprecio por lo diferente. Carlos Caicedo y su comitiva le enseñó a Santa Marta y al Magdalena algo que no se había visto antes, y es el desprecio por el otro, por lo diferente, nos enseñaron que el que no pensara como ellos o se alineara a sus intereses, hacia parte de las mafias del pasado y era poco menos que un corrupto, en esa pesca indiscriminada cayeron muchos culpables de esos señalamientos, pero también personas de buena fe, que lo único que hacían era pensar por propia cuenta. Este factor ha generado hoy, más resentimiento que simpatías en la ciudadanía, pues nos vendieron el odio por unos corruptos, para simplemente dejar gobernar a sus anchas a los nuevos zares de la corrupción provincial.


3. El mal ejemplo. Utilizan a los contratistas como pendejos, humillándolos por el hecho de que necesitan ese ingreso, pero olvidan que son personas dignas y que merecen estabilidad laboral, pues usan la amenaza de no renovar un contrato para seguir usándolos como instrumentos proselitistas, so pena de quedarse sin el sustento, esa es la amenaza constante, de la cual tengo conocimiento directo, pues a muchos a manera de sacerdote, les escucho las confesiones y los pesares, pero mi único ave maría es “salgase de ahí y recobre la humanidad”.


Por otro lado, sus más altos funcionarios hoy son vistos como oligarcas de vereda, nuevos ricos, quienes en su vida han vendido un caramelo, pero hoy tienen más que muchos empresarios de la región, aparte, las actitudes que han tomado con la ciudadanía son de arribismo y de exclusión, pues hoy con la pinta característica del Sweater Polo pegado a un vientre inflado, pantalón entubado, zapatos velez y gafas Ray-Ban, miran al otrora (y pronto) elector como un bichito de menor categoría. Pero tranquilos, en los próximos meses, los verán abrazando viejitos, y besando niños en situación de pobreza con las mejillas curtidas por el sol y el polvo, estarán #modohumildad. Atención a barrios como las Malvinas, Nacho Vives, El Pando, Cristo Rey, Pastrana, San Fernando, Luis R. Calvo, y demás comarcas populares, ustedes serán las principales víctimas del #modohumildad.


4. Vientos de Dinastía. Ya sabemos que el señor Carlos Caicedo tiene complejo de Napoleón, pero lo último que suena en los pasillos es que la candidata a la alcaldía de Santa Marta por Fuerza Ciudadana, será su hermana Patricia Caicedo, de quien me reservo las opiniones, pero es de quinta, que alguien que se vende como demócrata, (Caicedo) pretenda imponer a su hermana sin siquiera hacer una consulta interna para escoger a su candidato, o sea, los Cotes, pero de Naranja. La próxima que critiquen una práctica política recuerden no caer en la misma.


5. Las Mentiras cínicas. El hombre cacareo hasta el cansancio que el gobierno Duque le había quitado los recursos del PAE a los niños del Magdalena, pero descubrimos que eso fue una mentira, la verdadera razón fue la negligencia del gobernador a la hora de cumplir con los requisitos para acceder a esos recursos, en este tema consulten los informes hechos en diferentes medios locales y nacionales del ex diputado Edwar Torres, ese señor la tiene muy clara y el fue quien lo desenmascaró.


Descubrimos que la solución paliativa al problema del agua, es decir los carrotanques, no es más que un negocio con aliados financieros, y que el actual proyecto definitivo es inviable y de eso se sabrá con detalles muy pronto. También, que, en varias campañas según fuentes, recibieron dineros de miembros de familias tradicionales, a quienes les quedaron mal por no cumplir los compromisos, pero bueno, en público muestran una cara, pero en privado fornican con las putas de Shanghái.


Seguramente se me escapan vicios incluso peores que los cinco enunciados, se los dejo a ustedes darlos a conocer, pero termino con un bonus extra, y es el trato humillante que el gobernador le ha dado a la alcaldesa Virna Jonhson, pues en público la ha descolocado, arrebatado el micrófono, la bandera y la dignidad, y ni contarles lo que me han dicho que esa señora ha sufrido en privado con los desmanes de Carlos Caicedo, es decir, el líder supremo muestra poca empatía con las mujeres, tanto que al parecer solo validará a una que sea de su familia. Y súmenle esto, ya ni con el Pacto Histórico se entiende…

95 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page