• Columna 7

INDIGNACIÓN VALLENATA, EL REY ERA MATTA


Por: Rafael Porto C.


La semana pasada se celebró la versión número 54 del Festival de la Leyenda Vallenata en Valledupar (Cesar), capital mundial del vallenato, del 13 al 17 de octubre, y como desde 1994, –hasta el año en curso, con excepción del año 2020 que fue virtual–, quien escribe esta columna ha asistido a contemplar las notas del instrumento que ha embrujado a medio mundo. No por capricho, nuestro nobel Gabriel García Márquez expresó para engrandecer este bello instrumento que: no sé que tiene el acordeón de comunicativo que cuando lo oímos se nos arruga el sentimiento”.


Javier Matta Correa, joven samario, protagonista del Festival Vallenato, y último acordeonero del “Jilguero de América”, Jorge Oñate, que en unas once o doce oportunidades se ha presentado en ese festival, –evento que salió de la mítica Plaza Alfonso López en el año 2004 para instalarse en el Parque de la Leyenda Vallenata “Consuelo Araújo Noguera”,– ha ocupado tres veces el segundo lugar (entre el 2018 y el 2021) y dos veces, el tercero. La corona le ha sido esquiva, no por falta de talento, sino por ausencia de JUSTICIA.


El sueño de todo acordeonero es ser rey vallenato del festival en Valledupar, Matta, sin temor a equivocarme ha sido merecedor –hace rato– de tan anhelada corona. He visto con profundo dolor como en el año 2019 y en este 2021, ver frustrado el sueño de un joven samario con corazón vallenato. El rey sin corona le llaman algunos, o el rey del pueblo, le dicen otros.


No sé que pasa en el Festival Vallenato, pues en distintas ocasiones gana quien no debe, lo digo con conocimiento de causa, he estado presente de manera consecutiva en 27 finales del festival vallenato y los que me conocen, saben que soy un aficionado del acordeón y lo interpreto desde los 15 años de edad, soy un apasionado del folclor, además compositor, realmente un folclorista, pero lo que han hecho con Javier Matta es una INFAMIA.

El ego es cosa fregada, no señalaré ni juzgaré a nadie, porque no soy juez,– no todavía– pero el universo vallenato sabe que un afamado cantante presuntamente influyó en la decisión del jurado para que el rey vallenato fuera José Ricardo Villafañe Álvarez.


Para sorpresa de todos, este acordeonero, que en años anteriores se había presentado en categoría aficionado sin éxito alguno subió a la tarima la noche del domingo 17 de octubre y “conquistó” la corona. Me perdonan los vallenatos y los señores del jurado, ¿como es posible que tres reyes vallenatos que calificaron esa noche a Villafañe, a Matta y a los otros tres finalistas no hayan sido capaces de unificar un criterio musical a favor de Javier?, excúseme todo aquel que pertenezca a la etnia Arhuaca, pero José Ricardo Villafañe Álvarez no merecía la corona, Villafañe es aún un aficionado y no está a la altura musical de Javier Matta.


Esa noche fue una noche complicada para los finalistas, pues se sabía, –y no es la primera vez– que la corona ya tenía dueño, ¿con que moral se sube así un acordeonero a la tarima?, sin embargo, Matta se subió y conquistó al pueblo con las notas de su acordeón, debe tener uno temple de acero y una concentración mental muy grande para hacer lo que Javier hizo esa noche, tocar como un rey del Festival de la Leyenda Vallenata, solo un profesional puede lograr semejante hazaña. Por desgracia en el jurado se encontraba un rey vallenato que no tiene afinidad alguna con Matta y los celos musicales cegaron su entendimiento.


Ser testigo de tan grande injusticia en el festival vallenato, es como tomarse un trago amargo, no imagino la tristeza de Matta, yo sentí la mía propia. Debe el festival retomar el camino, no coronar reyes por conveniencia, ni por inclusión, mucho menos por estrategia de marketing, todos sabemos que esta fue una jugada maestra, pues el otro año se celebrará el quinto Rey de Reyes y el festival necesita asistentes para recuperar el dinero dejado de percibir por causa de la pandemia.


No se extrañen si el afamado cantante –que en sus redes sociales tiene publicado un video con el nuevo rey vallenato– salga grabando una que otra canción con el acordeonero para “engrandecer el folclor”. No señoras y señores del Festival Vallenato, el folclor se engrandece coronando a quien mejor toque el paseo, el merengue, el son y la puya.


Por otra parte, deja mucho que decir que el nuevo rey vallenato haya sido denunciado por su ex pareja por agresión, pues cursa un proceso penal por lesiones personales agravadas, el cual conoce el Juzgado Segundo Penal Municipal de Valledupar.


Un rey vallenato debe comportarse como tal en la tarima y fuera de ella, sobretodo ser un caballero con las damas, se desdibuja totalmente la figura del rey del acordeón cuando recurre a la violencia, un verdadero rey se caracteriza por ser sensible y amoroso con su amada, por esto y por no estar a la altura de los verdaderos reyes vallenatos, Villafañe sigue siendo –insisto– un aficionado, por eso me embarga una INDIGNACIÓN VALLENATA, EL REY ERA MATTA.


461 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo