• Columna 7

EPIDEMIAS Y PANDEMIAS : ¿QUIÉNES SE BENEFICIAN?

Por: Rafael Porto C.


Los problemas de salud originados por las pandemias no son recientes, por el contrario han sido recurrentes a través de la historia de la humanidad. Desde tiempos antiguos las enfermedades han reducido poblaciones enteras en pocos meses e incluso días. Una de las primeras epidemias documentadas en la historia fue la peste de Atenas en el siglo V a. C., hacia el año 430 a. C. que acabó con la vida de un tercio de la población, incluyendo a Pericles en el año 429 a. C., “strategos autocrator” de la ciudad, quien gobernó durante 40 años. Luego de su muerte, Atenas fue dirigida por una sucesión de jefes débiles e incompetentes, y se estima que el declive ateniense se originó en parte por la enfermedad.


El cólera causó daño y acabó con la vida de más de un millón de personas en todo el mundo, comenzó en la cuenca del río Ganges, en India, y se extendió por el mundo gracias al comercio. La insalubridad de las ciudades y la falta de alcantarillado eran las principales razones de esta enfermedad. Durante mucho tiempo se pensó que solamente afectaba a los pobres, pero la burguesía europea resultó afectada durante la segunda mitad del siglo XIX.


A principios del siglo pasado, la gripe española fue más letal que la Primera Guerra Mundial. En un solo año había matado a más personas que las que murieron durante los cuatro años de guerra, 50 millones de muertos comparados con los cerca de los 18 millones como resultado de las confrontaciones armadas. El continente más afectado fue Europa, donde murieron 20 millones de personas.


Otra enfermedad que se originó en Asia, en el siglo VI, que causó estragos en los territorios de la cuenca del Mar Mediterráneo, debilitando al Imperio Romano, que afectó la población mundial dejando un saldo aproximado de 200 millones de muertos fue la Peste Negra, cuyo uno de sus síntomas era el ennegrecimiento de la piel. Siglos más tarde, resurgió de nuevo y en sólo cinco años, (1348 a 1353) se calcula que acabó con una tercera parte de la población europea, entre 30 y 50 millones de personas.


Consecuencias


Una devastación económica general no se hizo esperar, pues la Peste Negra ocasionó el surgimiento de emprendedores ricos y ocasionó lazos entre gobiernos y el mundo de los negocios. Aunque la enfermedad causó pérdidas en el corto plazo para las compañías más grandes de Europa, con el tiempo concentraron sus activos y se quedaron con una mayor participación en el mercado, al tiempo que incrementaron su influencia en los gobiernos. La tendencia fue que unas pocas corporaciones concentraran todos los recursos: el capital, las habilidades y la infraestructura.


Las consecuencias económicas a causa de la Peste Negra puede llegar a tener similitudes con la situación actual en muchos países del mundo. Aunque las pequeñas empresas dependen del apoyo del gobierno para evitar desaparecer, las más grandes, las compañías tecnológicas o las que hacen entregas a domicilio se están beneficiando de las nuevas condiciones de mercado. Unas empresas mueren, algunas se expanden, otras se transforman y curiosamente otras nacen.


Aunque las cifras de la covid-19 es mucho más baja que la de la Peste Negra, las consecuencias económicas han sido devastadoras debido a la globalización y la integración de las economías modernas. La pandemia se ha extendido por todo el mundo en cuestión de meses, en parte debido a la facilidad de movilidad de la población.


Beneficiados por la pandemia


Es cierto que la economía de mediados del siglo XIV y la actual son muy diferentes en tamaño, velocidad e interconexión, pero es posible observar similitudes con la forma en que la Peste Negra fortaleció el poder del Estado y fortaleció el dominio de los mercados por parte de un grupo selecto de corporaciones.


Las pequeñas empresas han recibido un golpe muy fuerte. Los multimillonarios se vuelven más ricos mientras que la gente común y corriente pierde sus empleos. Según una investigación del Institute for Policy Studies (IPS), un 'think tank' progresista con sede en Washington, el pasado 13 de agosto, los 12 magnates más ricos de la bolsa de Nueva York alcanzaron una fortuna total de 1,01 billones de dólares. Los millonarios más relevantes de Wall Street, que incluyen a personas como los fundadores de Amazon, Microsoft y Facebook -Jeff Bezos, Bill Gates y Mark Zuckerberg respectivamente-, han alcanzado por primera vez en la historia una riqueza combinada de 13 cifras, es decir, más de un billón de dólares de patrimonio y un 40% más que cuando comenzó la pandemia global del coronavirus.


Jeff Bezos se sitúa en primer lugar con una fortuna de 197.400 millones de dólares; seguido de Bill Gates, con 114.000 millones; Marck Zuckerberg, 95.500 millones; el fundador de Berkshire Hathaway, Warren Buffet, con 80.000 millones; el de Tesla, Elon Musk, con 73.000 millones; el ex director ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, con 71.000 millones; el fundador de Oracle, Larry Ellison, con 67.400 millones; y los ideólogos de Google, Larry Page y Sergey Brin, con 67.400 y 65.600 millones respectivamente. Cierran la lista los principales accionistas de Walmart, Alice, Jim y Rob Walton, con una riqueza superior a los 62.000 millones de dólares cada uno.


El crecimiento de Amazon no se detiene, la fortuna de Jeff Bezos creció 13.000 millones de dólares en un día (cifra que supera la fortuna del hombre más rico de Colombia; Luis Carlos Sarmiento Angulo), Facebook ha sido una de las compañías que más ha crecido durante la pandemia ante la necesidad de conectividad que generó el confinamiento. Aplicaciones como Instagram y WhatsApp se mantienen entre las prioridades de los usuarios.


A juicio del 'think tank', la filantropía que practican muchos de estos milmillonarios "no es la respuesta" porque se ha convertido "en otra extensión del poder y de los intereses privados".


Por otra parte, la industria del entretenimiento en streaming, dominado por grandes corporaciones como Netflix, cuyas acciones subieron aproximadamente 40% desde el mes de marzo y solo durante el primer semestre de 2020, sumó 26 millones de nuevos suscriptores mientras que durante todo el 2019 acumuló un total 28 millones de suscriptores nuevos, que junto con Amazon Prime y Disney entretienen a muchos para no enloquecer mientras esperan en casa a que todo vuelva a la “normalidad”.


Empresas como Skype (propiedad de Microsoft) y Zoom son utilizadas por quienes trabajan en casa, de manera que también se benefician por causa del confinamiento. Para el mes de abril, Eric Yuan, su fundador, ingresó a la lista de multimillonarios de Forbes con US$7.800 millones. Se estima que su fortuna habría aumentado más de US$4.000 millones en solo en tres meses como resultado de las medidas de confinamiento y el alza en la demanda por comunicación a distancia.


Las entidades financieras también se han beneficiado, pues la caída del uso de dinero en efectivo respaldado por los distintos gobiernos animan los servicios de pago por internet. En Colombia los bancos cuentan con más recursos del gobierno para subsidiar pago de nóminas. El Ministerio de Hacienda informó que hasta principios de este mes se han girado $2,4 billones del Paef (Programa Apoyo al Empleo Formal) y los desembolsos se llevan a cabo a través de 23 entidades financieras entre las que se encuentran Bancolombia, Banco Davivienda, Scotiabank, entre otros.


Finalmente, las compañías que se dedican a la fabricación y distribución de productos desinfectantes, alcohol, gel, jabón, clorox, detergentes, termómetros, mascarillas, tapabocas, guantes, entre otros, también se benefician con la crisis mundial y dentro de ese grupo, las acciones de las farmacéuticas y empresas biotecnológicas que están haciendo ensayos clínicos para desarrollar una vacuna específica contra el coronavirus, se han disparado. El fortalecimiento del Estado es otro asunto que nos preocupa, tema que abordaremos en futuras entregas. En todo caso toda esta crisis beneficia a unos pocos y hay quienes afirman que el SARS-CoV-2 que causa la covid-19 fue fabricado en un laboratorio de Wuhan.


149 vistas2 comentarios

© 2020 Desarrollo web by WAKAR MEDIA & BUREAU

Dirección General: Rafael Porto C.