• Columna 7

EL HINCHA COLOMBIANO

Por: Ricardo Bolaño González.


Conócete a ti mismo; frase atribuida a los griegos que para mí, debería ser el punto de partida para cualquier terapia psicoanalítica, y seguramente caballito de batalla en cualquier libro de superación personal.


Del autoconocimiento se desprende el reconocimiento de los errores para procurar ser mejores personas. O también pregúntele a antropólogos y sociólogos y note como la frase se acopla no solo para el ser humano, sino para analizar su entorno social y buscar respuestas a los múltiples conflictos que vemos a diario.


Llámenme superficial, pero no deseo hacer tal ejercicio frente a los problemas verdaderamente importantes; ¿por qué la educación en el Magdalena no supera ese doloroso penúltimo puesto? ¿Por qué resulta casi imposible un verdadero progreso en algunas zonas rurales del país? ¿Por qué el agro no ha podido hacer ese salto de calidad que le permita ser realmente competitivo frente a productos externos? o ¿Por qué no fue posible hacer un poco más para evitar lo que ocurrió hace apenas unos días en San Andrés y Providencia? Ya hay muchos expertos hablando referente a esos temas, y yo sencillamente, ni soy político, ni aspiro a serlo.


Así que dentro de mi “libertad creativa” regreso a un tema que, como lo planteó el técnico Arrigo Sachi en su momento, resulta ser “la cosa mas importante, dentro de las cosas menos importantes”. Y es que a los colombianos que nos toca afrontar tantos problemas sociales, económicos y personales diarios, nos hemos resguardado en las actividades deportivas en búsqueda de alegrías, pero sobre todo en el fútbol, donde curiosamente, menos hemos tenido.


Ahora, ese autoanálisis es imposible hacerlo en un solo escrito, por tanto me voy a tomar la licencia de anticipar una próxima entrega, para iniciar la autocrítica desde la perspectiva del hincha, tal vez, la más difícil de asumir, pues por supuesto siempre será más fácil culpar a otros de aquello que no queremos enfrentar.


Ha habido hasta la fecha 21 mundiales de selecciones de fútbol, en las cuales Colombia sólo ha asistido a 6, y donde nuestra mejor actuación ha sido llegar a unos cuartos de final… no se mucho de números, pero no creo que la estadística sea buena.


A nivel de Copa América, creo no estar errado cuando digo que se han organizado 42 ediciones, de las cuales hemos logrado un primer y un segundo lugar en una sola ocasión (2001 y 1975 respectivamente) frente a 22 participaciones, reitero, mi fuerte no son las matemáticas, pero no me parece que sean resultados que inviten al triunfalismo.


Sin embargo alguna vez escuché en algún programa de televisión que se avecinaba el clásico Colombia Vs Argentina, sólo porque un 5 de septiembre de 1993 logramos el histórico triunfo 5–0 en el Estadio Monumental, no mi querido hincha, el clásico colombiano son con nuestros hermanos andinos, con Venezuela, Perú y Ecuador, así le cueste creerlo y afrontarlo.


Y prefiero no seguir con las estadísticas a nivel de mundiales sub 20, sub 17, juegos olímpicos e incluso a nivel de clubes con la copa libertadores y copa sudamericana, disfrutamos con el deporte donde a lo mejor algo hacemos, pero donde bien lejos estamos de ser alguna clase de potencia y de aspirar a corto plazo a serlo.


Tal vez lo que sucede es que por primera vez no tenemos razones para esconder lo que realmente somos, la globalización trajo consigo el conocimiento de otras ligas que desnudan las falencias de la Liga Colombiana, nuestros jugadores salen al exterior, pero podemos notar que muy pocos logran triunfar en equipos realmente top, y como cereza en el pastel los Clubes vienen fracasando estruendosamente en los torneos internacionales.


Al hincha se le perdona soñar. Yo quisiera ver a la selección Colombia algún día ganando un mundial, así como me gustaría ver al Unión ganando la liga local o a Nacional levantando un mundial de clubes, sueñe, eso es gratis, pero mantenga siempre los pies en la tierra.


Ahora, también es cierto que no tenemos que estar soportando tal nivel de mediocridad, porque todo equipo puede y debe tener aspiraciones, pero eso señor hincha, no depende de usted, eso depende de otros terrenos, y allí hay mucho por analizar… en una próxima oportunidad.

127 vistas0 comentarios

© 2020 Desarrollo web by WAKAR MEDIA & BUREAU

Dirección General: Rafael Porto C.