• Columna 7

A MI GRAN AMIGO DE TODA LA VIDA: MARCOS ROSADO GARRIDO

Por: Julia Betancourt.


Siento una gran nostalgia que invade todo mi ser al escribir estas sencillas pero sentidas palabras que brotan desde lo más recóndito de mi corazón para enaltecer la memoria de quien en vida se llamó Marcos Rosado a quien cariñosamente llamaba “Marquitos”.


Tuve la fortuna de conocerlo cuando cursé quinto y sexto año de bachillerato en el otrora añorado LICEO CELEDON (Años 1969 y 1970).


Posteriormente nos volvimos a encontrar cuando iniciamos la carrera de Derecho en la gloriosa Universidad del Atlántico. Terminamos nuestros estudios en Derecho (1975) y luego nos volvimos a ver las caras en la extinta CAJA DE CRÉDITO AGRARIO donde él era abogado externo y yo me desempeñaba en el cargo de ASESORA JURÍDICA de la entidad en mención.


Luego ingresé a la Universidad Sergio Arboleda. En el año 2000 ingresé por recomendación del Dr. Marcos Rosado, quien se propuso que yo fuese docente de mi tan querida UNIVERIDAD SERGIO ARBOLEDA.


Tres de mis hijos tuvieron la fortuna de ser sus alumnos, y contar con el privilegio de viajar en el tiempo hasta la antigua Grecia, Atenas y la misma Esparta, ciudades esas que llenaban su espíritu y lo hacían un hombre virtuoso. Gracias a esto se despertó en ellos como en sus otros tantos alumnos el amor por la historia de la civilización, así como los cimientos de principios y valores de talante universal.


En ella, retomamos nuestra amistad, el sentimiento fue creciendo cada día y volviéndose más sólido con el tiempo hasta el día de su fallecimiento, ese triste y oscuro 4 de Marzo de 2021.

En este largo trasegar de la vida puedo afirmar con certeza que quienes lo conocieron tendrían mí mismo pensamiento que lo resumo así: “pasaste por nuestras vidas y dejaste luz que ha de resplandecer en nuestras almas por siempre”.


Con ocasión de la pandemia nos comunicábamos telefónicamente frecuentemente (2020 y 2021) y en cualquiera de esas conversaciones surgió la idea de hacer conjuntamente un libro en materia comercial sobre la ACCIÓN CAMBIARIA. Teníamos el proyecto bastante adelantado y esperábamos que se aclarara el mal momento que nos atormenta (Virus del COVID-19).


Marcos, la Universidad fue para ti tu segundo hogar, siempre me manifestaba que no veía el momento en regresar a la presencialidad y de seguro que yo siempre te contestaba en tono jocoso: “La Universidad dejas de quererla para adorarla”.


Dejaste una huella indeleble en nuestro claustro universitario constituyéndote en un pilar fundamental en él.


Te fuiste por siempre, pero te quedaste en todos los buenos momentos que disfrutamos contigo.


Tú amiga por siempre……

JULIA SOFIA o JULIACA como usualmente me llamabas.

96 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
©®Copyright

© 2020 Desarrollo web by WAKAR MEDIA & BUREAU

Dirección General: Rafael Porto C.